llegó antes...

Las mamás y los papás sueñan con su bebé, con tenerlo en brazos, acariciarlo, vestirlo y llevarlo a casa.

La llegada de un prematuro rompe todos esos planes y puede generar angustia, ansiedad, incertidumbre.

A esto se le suma la atención médica especializada y un sinfín de nuevos aprendizajes.

 

Desde MAMÁ ME DA LA TETA  queremos abrazar y hacer llegar un mimo a cada pequeño guerrero y sus familias

 para que puedan vestir a su bebé con ropa adecuada, pensada para sus necesidades específicas.

 Por tal motivo, nuestros diseños fueron pensados con detalles para facilitar su uso dentro de la Neo.

 Y en el caso de no ser necesarios porque el bebé ya está en casa, no se percibe porque fueron diseñados para que no se vean.

Porque vestirse es un derecho que le corresponde a todos los recién nacidos.

1/1
  • Facebook
  • Instagram